Monday, July 24, 2006

Sueño profundo

Pienso que el ser humano es fuerte. No recuerdo si esto me había ocurrido con anterioridad, pero cuando me enfrenté a las tinieblas de mi corazón, cuando me sentí herida en lo más hondo y me rompí en pedazos, exhausta, de improviso emergió de mi interior una fuerza inexplicable.


Además, me encanta la idea de acabar con el corazón destrozado. Total, los grandes amores siempre acaban mal.

Banana Yoshimoto

19 Comments:

Blogger tarta de manzana said...

¿cómo acaban?

8:34 PM  
Anonymous Anonymous said...

mal

8:54 AM  
Blogger tarta de manzana said...

¿mal? ¿los grandes amores acaban alguna vez?

7:21 PM  
Anonymous Anonymous said...

creo que sí

creo, que al final, podemos escoger estar o no estar enamorados

¿has leído las cartas de la monja portuguesa?

lorian

11:48 AM  
Blogger tarta de manzana said...

si haces una afirmación como esa de que es posible escoger es porque, te parecerá extraño lo que voy a decir, jamás has estado enamorada. quiero decir enamorada hasta decir basta.

¿qué cartas son ésas? no las he leído, aunque me eduqué entre monjas. me hacían escribir 50 veces versos de Santa Teresa y San Juan de la Cruz.

nada te turbe
nada te espante
todo se pasa
dios no se muda
la paciencia todo lo alcanza.
quien a Dios tiene
nada le falta
sólo Dios basta

es algo así. lo aprendí con 4 años de copiarlo infinitas veces.

3:27 PM  
Anonymous Anonymous said...

no me refiero a que puedes escoger de quien te enamoras, no, eso no, eso sucede sin que tu puedas hacer nada

me refiero a que cuando ese amor no es correspondido, se puede elegir continuar haciéndote daño o decidir dejarlo y seguir adelante

a eso me refiero

El libro es este: Mariana Alcoforado. Cartas de amor de la monja portuguesa.


lorian

8:29 AM  
Blogger tarta de manzana said...

lo buscaré. parece un libro interesante. gracias. eres una fuente inagotable.

no sé por qué la opción es hacerte daño o rendirte. a lo mejor es más doloroso capitular, abdicar, tirar la toalla. yo no creo que haya nada imposible.

decía sandro pertini (creo que en referencia al fascismo), aquel presidente italiano que daba saltitos y abrazaba al rey en un mundial de hace mil años, que en la vida hay que luchar siempre sin miedo y a veces sin esperanza. sobre los sentimientos me parece que en ocasiones hay que hacer algo similar, aunque -claro- resulta más fácil abandonar.

11:17 AM  
Anonymous Anonymous said...

si yo te contara...

lorian

8:59 AM  
Blogger tarta de manzana said...

No te rindas nunca.
Si abandonas tus sueños me decepcionarás.

12:30 AM  
Anonymous Anonymous said...

tu sí que no te rindes...

¿cómo voy a abandonar mis sueños si es lo único que tengo?

con eso puedes estar tranquilo...

bss

lorian

12:12 PM  
Blogger tarta de manzana said...

Sin miedo y sin esperanza...

6:09 PM  
Blogger tarta de manzana said...

... cuando se tiene esa clase de certeza.

http://www.youtube.com/watch?v=aRXQO7mYuT4&eurl

6:12 PM  
Anonymous Anonymous said...

no lo acabo de entender, ¿a qué te refieres?

lorian

9:09 AM  
Blogger tarta de manzana said...

Me refiero a la idea de renuncia, de falta de esperanza que transmite esa película, por ejemplo. Supongo que en la mayoría de los casos se impone el miedo, la responsabilidad. Debe de ser que la idea de sacrificio está muy incrustada en nuestro inconsciente colectivo. Quizá vivimos en una civilización atrofiada por ideas culturalmente atrasadas y absurdas. Es el miedo a la libertad, el miedo a equivocarnos. Ni siquiera estoy seguro de que se pueda sentir esa clase de certeza alguna vez en la vida. La duda siempre está ahí, aunque nuestra imaginación trabaje poderosamente en favor de un ideal romántico.

10:53 AM  
Anonymous Anonymous said...

la peli ficción también trata de eso, yo no lo veo tanto como una renuncia, sino como una elección, en la vida estamos contínuamente tomando decisiones, dejamos atrás algunas cosas, pero nos quedamos con otras...y ya está

en los puentes de madison ella prefiere quedarse con sus hijos y su marido, lo entiendo perfectamente

en la peli Las horas, el personaje de Julian Moore decide lo contrario, abandonar a su familia, prefiere su libertad, su soledad...es su decisión, no digo ni que esté bien ni que esté mal, cada uno hace con su vida lo que cree o lo que puede

no hay que darle más vueltas

lorian

12:22 PM  
Blogger tarta de manzana said...

Sí, puede tratarse de una élección. Le llamaremos el dilema entre los puentes y las horas.

Yo creo que el dilema sería sencillo si tuvíéramos esa certeza que, dice Meryl Strep, sólo se tiene una vez en la vida. Haríamos lo contrario a lo que hace ella. Sin embargo, dudo que esa certeza se pueda tener alguna vez en la vida.

6:04 PM  
Anonymous Anonymous said...

yo creo que en la vida sólo hay una certeza y es que un día nos vamos a morir, cómo me dijo E ayer

para empezar bien este lunes lluvioso...

lorian

9:25 AM  
Blogger tarta de manzana said...

Según Franklin, sólo hay dos cosas ciertas en la vida: la muerte y los impuestos.
Según Balzac, las sociedades se transforman, los gobiernos cambian y sólo la policía es eterna.

Por tanto, en la vida hay, al menos, tres certezas: la muerte, los impuestos y la policía.

5:56 PM  
Anonymous TdM said...

No es para publicación. Sólo el deseo de enviarte un beso.

Espero que todo te vaya bien.

9:10 AM  

Post a Comment

<< Home