Monday, April 02, 2007

Cosas que hacen BUM

La suya fue una satisfacción minúscula, como la de subirse unos calcetines caídos y de golpe notarlos tiesos y firmes en la pantorrilla. Ese tipo de satisfacción. Las satisfacciones pequeñas son, desde luego, las mejores.

Por un lado yo notaba ya físicamente el dolor bueno, el vacío de tripas de saltar en paracaídas, el escalofrío placentero que me recorría los codos cada vez que pensaba en ella.

Lo mejor para evitar un rechazo es dar un rodeo. No acercarse de cara al objeto de deseo. Coger atajos. Evitar los nos. Con pesar escogí esa opción. La tristeza de la duda siempre será mejor que la tristeza del desprecio.

Kiko Amat

6 Comments:

Blogger Firenze said...

Aún tengo pendiente leer a Kiko Amat, en cuanto termine el calvario de la opo me tiraré en picado a él, lo prometo.

¿Todo ok? Un beso guapa

Fi

12:47 PM  
Anonymous Anonymous said...

opo, uf!, eso es peor que el carnet...

bueno, sin presionar :)

lorian

1:42 PM  
Anonymous nada importa said...

Aquí lo tienes.

Amat tiene esa capacidad para escribir sobre lo más pequeño y sin embargo hablar sobre lo más grande.

Exactamente al revés que Loriga ;-)

Y lo descubrí gracias a tí.
Gracias de nuevo, L.

4:17 PM  
Anonymous Anonymous said...

nada importa, si puedes, no dejes de leerlo en el culturas, hoy hablando de heavy metal no tiene desperdicio...

sí, el propio Amat no soporta a Loriga, pero yo he encontrado algunos parecidos con Tokyo ya no nos quiere, esas absurdas, increíbles, inesperadas comparaciones que tanto me gustan...

lorian

9:52 AM  
Blogger Laura said...

ostras! el loriga de héroes y lo peor de todo a mí me gusta mucho y el amat del primer libro menos menos, no sé el segundo pq no lo he leído...

10:55 PM  
Blogger tarta de manzana said...

This comment has been removed by the author.

6:14 PM  

Post a Comment

<< Home