Sunday, July 30, 2006

El último lector

En 1912, el primer año de esta relación epistolar, Kafka escribe casi trescientas cartas. Dos, tres y hasta cuatro cartas por día. Sólo palabras escritas. Las cartas son iguales a su escritura, por momentos la acompañan y por momentos la sustituyen, pero tienen un destinatario concreto: alguien (que al principio es casi un desconocido) espera las cartas, alguien soporta las consecuencias. Casi nunca se ven, sólo se escriben. La seducción y la lectura. Las relaciones ya han sido señaladas. Los amantes se encuentran en el texto que leen.

Ricardo Piglia

6 Comments:

Anonymous hugo said...

Me suena...

5:25 PM  
Blogger lorian said...

siii? jajaja

1:21 PM  
Blogger Matias Alonso said...

Muy bien.
¿Te la puedes imaginar?

Un beso, me alegro tu retorno al blog.


Matías

12:44 AM  
Blogger lorian said...

mmmhhh, matías, creía que habías desaparecido...volveré a poner le link, me dió mal rollo...

11:48 AM  
Blogger tarta de manzana said...

Las Cartas a Milena de Kafka son maravillosas: uno de mis libros de cabecera.

10:38 AM  
Anonymous Anonymous said...

pues entonces debo leerlo

lo haré

de hecho hace días que pienso en leer a Kafka, pero tengo tantas cosas en la cabeza que al final se me olvida

qué dolor de cabeza, por cierto

lorian

11:21 AM  

Post a Comment

<< Home